lunes, 6 de junio de 2016

El recuerdo de un sueño

Hoy hace justo un año que tuve la oportunidad de pasar un día en la Feria del libro de Madrid. Ese día estuvo bastante completo. Habiéndome levantado muy temprano para coger el tren, llegué a Madrid con prisas para llegar al Parque del Retiro cuanto antes, para no perderme ni un segundo. Tuve la gran suerte de ir el mismo día que se celebró la Blogger Lit Con, por lo que entre firma y firma me encontré a más de una persona que solo conocía al otro lado de la pantalla. 

Algunos libros que me traje firmados
La primera firma fue un fracaso, la autora dejó de firmar justo cuando me tocaba a mí. Esto no hizo que me desanimase, ni mucho menos, hizo que cogiese con aún más ganas las demás firmas. Las demás fueron como la seda, las colas se hacían cortas con la ilusión de saber qué encontraras al final de ellas.

Las inmensas hileras de casetas llenas de libros, hacían que pareciese un lugar totalmente aislado de todo, como si fuese un mundo paralelo. 

El día se me hizo corto, hubiese querido ir a más firmas, comprar y ver más libros, conocer a más gente, pero un día es comprensiblemente insuficiente. Imaginé más de una vez cómo sería, a veces la imaginación se queda corta, es inútil cuando la realidad es mucho mejor. 

Probablemente una de las mejores experiencias que he vivido hasta ahora, de esas que no se olvidan jamás. Este año no he tenido la oportunidad de ir, pero el año que viene ojalá la tenga de poder vivir de nuevo ese ambiente tan único, ese aire irrepetible. 




2 comentarios:

Lecturas Drew Fields dijo...

Jo, que envidia, ojalá pueda yo ir algún año, tiene que ser alucinante :D

Luis dijo...

Me agrada ver que lo recuerdes con tanto cariño :D.
Yo cada año voy a la FIL de mi país, pero nunca con tiempo suficiente para recorrerla toda, y ni hablar de hacer firmar libros. Espero que el próximo año éso cambie, que ya es hora de tener una experiencia así.
Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada